OGROS, ESPINACAS Y DEMÁS…Cómo contar lo terrible a niñas y niños en el teatro

12,00

El colegio. La separación. El mar. Las espinacas. Las inyecciones. ¿A dónde se ha ido el abuelo? ¿Cómo será mi hermanita cuando nazca? ¿Yo también voy a morir? ¿Qué es una guerra? ¿Por qué él sí y yo no? Mamá. Papá. El cuarto al final del pasillo. Las vacas. Los lobos. Las brujas, fantasmas, vampiros y demás parientes. Los perros. ¿Pero qué hay en realidad debajo de mi cama?…

Existen miles de preguntas que un niño y una niña se hacen. Preguntas que tradicionalmente han sido consideradas tabú en el teatro para la infancia. La muerte, la enfermedad, la soledad, el miedo… A través del análisis textual y espectacular, Lola Fernández de Sevilla explora la necesidad de reflejar estos temas terribles en la creación teatral que se dirige a niñas y niños. Quien siga considerando la infancia como el más feliz de los tiempos, nos dice la autora, es que ha perdido la memoria; el miedo, las preguntas, simplemente adaptan su tamaño al de quien las formula. La autora lo ejemplifica a través de numerosos materiales textuales y espectaculares, y centra su mirada, de manera más detallada, en la obra Una niña, de la compañía granadina La Rous.

ISBN: 9788409042326 Autor: Etiqueta:

Descripción

Cómo contar lo terrible a niñas y niños en el teatro

El colegio. La separación. El mar. Las espinacas. Las inyecciones. ¿A dónde se ha ido el abuelo? ¿Cómo será mi hermanita cuando nazca? ¿Yo también voy a morir? ¿Qué es una guerra? ¿Por qué él sí y yo no? Mamá. Papá. El cuarto al final del pasillo. Las vacas. Los lobos. Las brujas, fantasmas, vampiros y demás parientes. Los perros. ¿Pero qué hay en realidad debajo de mi cama?…

Existen miles de preguntas que un niño y una niña se hacen. Preguntas que tradicionalmente han sido consideradas tabú en el teatro para la infancia. La muerte, la enfermedad, la soledad, el miedo… A través del análisis textual y espectacular, Lola Fernández de Sevilla explora la necesidad de reflejar estos temas terribles en la creación teatral que se dirige a niñas y niños. Quien siga considerando la infancia como el más feliz de los tiempos, nos dice la autora, es que ha perdido la memoria; el miedo, las preguntas, simplemente adaptan su tamaño al de quien las formula. La autora a lo ejemplifica a través de numerosos materiales textuales y espectaculares, y centra su mirada, de manera más detallada, en la obra Una niña, de la compañía granadina La Rous.