El hombre lata ha tenido la oportunidad de pasear su tierna historia por cuatro continentes y más de veinte países.

Viajando por carretera, volando y navegando, hemos disfrutado mostrando este pequeño espectáculo que habla sobra la intolerancia, el miedo a lo desconocido y el valor de la amistad.

Y todavía le queda mucho por hacer. El hombre lata tiene previsto visitar este año a Francia, Canadá, Rusia, República Checa, Macao, Indonesia, Colombia, Alemania, Bélgica y Túnez.

Compartimos con vosotros nuestra alegría y os deseamos tanta felicidad como la que sentimos en la compañía.

COLABORADORES: